«Es muy fácil para un adulto seducir a un adolescente», dice Vanessa Springora

Vanessa Springora
Vanessa Springora

La autora francesa relata en su libro llamado El consentimiento, la relación que mantuvo con un escritor 30 años mayor que ella cuando solo tenía 13 años.
A esa edad, Vanessa Springora conoció a Gabriel Matzneff, un escritor treinta y seis años mayor que ella, con un carisma arrebatador, durante una cena organizada por su madre, jefa de prensa en una editorial. Matzneff empezó a visitarla en la salida del colegio y le dedicó cartas de amor aduladoras hasta lograr iniciar una relación con ella —no autorizada por la ley pero «absolutamente consentida» por parte de la joven—. Springora Ignoraba entonces que había sucumbido al cortejo de un depredador.

“Cuando tuve un hijo, me di cuenta de que lo que yo percibía como ser un adulto a los 14 años no era real, yo no era adulta entonces. Me di cuenta de lo fácil que le es a un adulto o a cualquier figura de autoridad seducir a un menor. Era una presa fácil”, relató la autora durante la presentación virtual de su libro.

El libro reflexiona sobre la edad a partir de la cual se puede consentir una relación sexual. «Habría que ver la diferencia de edad, la posición del adulto con respecto al menor y la posición de autoridad, por ejemplo, si es un profesor. Eso es lo que tiene que analizar un juez».

Los pedófilos y el mayo del 68
La autora considera que en su caso, la sociedad pasó por alto ese escándalo porque se había llevado al límite el lema de mayo del 68 de «está prohibido prohibir». «Era una época libertaria. Los pedófilos querían hacer creer que era una orientación sexual, como la homosexualidad”.