Polémica por el “beso sin consentimiento” de Blancanieves

Blancanieves y los siete enanitos
Blancanieves y los siete enanitos

Nueva polémica en torno a los clásicos de Disney. Hace unos días, Disneyland California volvió a abrir sus puertas, después de haber permanecido cerrado durante los meses de la pandemia. En este tiempo, se ha aprovechado para renovar algunas de las atracciones, entre las que se cuenta la de Blancanieves.

Este recorrido por escenas del clásico de Disney terminaba, antes del estallido de la pandemia, con la escena de la muerte de la bruja. Según indican los encargados del cambio, esta escena asustaba a los niños más pequeños. Por ello, decidieron concluir la visita a la atracción con la escena final feliz de la película.

Cancelar el «beso sin consentimiento»

Sin embargo, el cambio no ha gustado a todos: unas periodistas del San Francisco Chronicle han publicado que este beso sin consentimiento es de mal gusto, y han pedido a Disney que se planteé cambiar el final del recorrido por la atracción.

Parece que las periodistas ignoran dos aspectos fundamentales: el primero, más evidente, que Blancanieves es un cuento popular del siglo XVIII, difundido gracias a la versión escrita de los hermanos Grimm a principios del XIX; por lo tanto, es absurdo pretender que se ajuste a los cánones morales del presente. Y el segundo, más sutil pero más importante, que el beso del príncipe es un símbolo, un recurso narrativo con un valor metafórico y psicológico, que en absoluto implica una invitación a que los niños incurran en comportamientos sexuales inapropiados.

Una petición a Disney

Esperemos que los directivos de Disney sí tengan estos factores en cuenta, y dejen de dar pie a polémicas absurdas en torno a clásicos como Peter Pan, Dumbo o, ahora, Blancanieves.