Miss New Jersey contra la dictadura de lo políticamente correcto


La candidata a Miss New Jersey, Justine Brooke Murray, ha hecho un alegato a favor de la libertad de expresión al ser preguntada cuál es el problema más grave al que se enfrenta su generación.

Brooke cuenta cómo ha vivido la censura en su campus, llegando incluso a situaciones que rozan la violencia. En el discurso la joven candidata explica que en nuestra sociedad está cada vez más limitada la libertad de expresión, especialmente en el ambiente educativo.

Quiere ser la voz de las jóvenes libres

Para Brooke el problema comienza en los profesores y famosos, que enseñan a los más pequeños a ser narcisistas y creer que «cualquier opinión diferente a la suya es una amenaza». Finaliza su discurso con un mensaje de esperanza para las jóvenes: quiere ser una voz en la que se puedan reconocer.