Historia increíble: condenado por «maltrato», recupera a sus hijos y se enfrenta al Gobierno


Este polémico caso arrancó con la disputa judicial entre Juana Rivas y su exmarido Francesco Arcuri. Este caso de 2016 tuvo repercusión política y periodística por ser un posible caso de violencia de género por parte de Arcuri contra Rivas. A su vez ella fue acusada de sustracción de menores por llevarse fuera del país a los hijos en común para evitar que regresasen a Italia con su padre.

En España los medios ofrecieron una gran cobertura mediática desde posiciones favorables a Rivas. Al mismo tiempo partidos como Podemos o Más Madrid hicieron una campaña de apoyo desde el Parlamento hacia Juana Rivas llegando a vulnerar la presunción de inocencia de Arcuri, amparados en la inmunidad parlamentaria.

Denuncia a Irene Montero e Iñigo Errejón

En 2017 la Audiencia de Granada ratificó la sentencia del primer auto judicial en el que se obligaba a Rivas a entregar a sus hijos a su residencia habitual en Italia, con su padre. En agosto los niños regresaron al país mediterráneo. Finalmente condenaron a Rivas a cinco años de cárcel, seis de inhabilitación sobre la patria potestad  de los niños y el pago de una indemnización. Esta sentencia fue confirmada por los tribunales en el año 2019.

Ahora el exmarido de Juana Rivas, tras probar su inocencia, ha demandado a la ministra de igualdad, Irene Montero, y al diputado de Más Madrid, Iñigo Errejón pidiendo que se retracten de las palabras vertidas sobre él y pide una indemnización de 80.000 euros por parte de Montero y 60.000 euros en el caso de Errejón, como publica Voz Populi.

Montero afirmó en aquel momento que “para evitar los asesinatos machistas y la violencia contra las mujeres había que defender a Rivas”, mientras que Errejón afirmó que “Rivas fue condenada por proteger a sus hijos de un padre maltratador” y que “un maltratador nuca puede ser un buen padre”.

Recibe las noticias de La Contra Tv en tu móvil a través de WhatsApp AQUÍ o de Telegram AQUÍ. O por Mail AQUÍ