EL DERECHO QUE SE LE NIEGA A LOS NIÑOS ESPAÑOLES, estar con sus padres cuando están enfermos.


Todo niño enfermo, debería estar con sus padres, sin que ello represente sanciones laborales.