La doble moral de los animalistas: Unos animales merecen vivir y otros no


Los derechos no existen en el reino animal, por lo tanto, los animales no tienen derechos.