SE QUIERE JUSTIFICAR LA MUERTE como un ACTO DE LIBERTAD, advierte un catedrático


Para este catedrático esa supuesta libertad se convierte en extrema represión.